Center for a Stateless Society
A Left Market Anarchist Think Tank & Media Center
Queridos partidarios de Obama: carta de un anarquista

The following article is translated into Spanish from the English original, written by Trevor Hultner.

Felicidades. Vuestro candidato preferido ha conseguido un segundo mandato como presidente. Estoy seguro de que todos vosotros estáis muy ocupados bailando en las calles, llorando de alegría y demás como para estar ahora en Internet, pero esto seguirá aquí cuando todo eso termine.

Ahora que Obama ha obtenido un segundo mandato, tú y yo necesitamos tener una conversación. Hay un par de preguntas que necesito hacer, y después podrás seguir por tu alegre camino Demócrata.

  1. Ahora que ya se ha terminado el “año de elecciones”, ¿prestaréis más atención a los ataques con drones, las listas de asesinatos, el permiso para la detención indefinida y la deportación masiva de inmigrantes indocumentados?
  2.  Ahora que Obama está seguro en la Casa Blanca hasta 2016, ¿prestaréis más atención a la encarcelación continuada del soldado Manning?
  3.  Ahora que vuestro colega ha ganado, ¿miraréis de forma crítica a sus conexiones con las instituciones financieras parasitarias que enviaron a nuestra economía hacia una espiral fuera de control en 2008?
  4.  Ahora que nunca habrá otra campaña electoral de Obama, ¿protestaréis con nosotros contra todo lo de arriba?

¿U os quedaréis en casa, os retorceréis las manos y os sentaréis ahí viendo preocupados que no gustaréis a vuestros amigos si habláis claro contra todas esas cosas, cosas con las que la gente de otros países está justificadamente enfadada? ¿Seguiréis llamando a la gente que protesta contra esas cosas poco práctica, “progresistas emocionales”, o cosas peores?

¿Os sentaréis ahí esperando pensativamente a que Obama se convierta en el hombre que prometió ser en 2008?

Una pista: él no lo hará.

No tienes que ser anarquista para ver que el hombre al que has elegido, aunque ostensiblemente “mejor” en un par de temas discutiblemente importantes que el hombre contra el que ha competido, seguirá sin ser para tanto. El “mal menor” sigue siendo mal.

Todo lo que estamos pidiendo es que saques tu cabeza del colectivo que tienes detrás y, al menos, nos ayudes a estar seguros de que el mal no crece.

No necesitas que Adbusters te diga que tomes la calle. Sólo hazlo.

Artículo original publicado por Trevor Hultner 06 de noviembre 2012.

Traducido del inglés por Tomás Braña.